SILBATO CRIMINAL

Gimnasia igualó en uno con Los Andes, y lamentó perder la vitoria al minuto 52 del complemento. El lobo arrancó retrasado en el ca...

Gimnasia igualó en uno con Los Andes, y lamentó perder la vitoria al minuto 52 del complemento.

El lobo arrancó retrasado en el campo de juego, producto de la presión alta ejercida por un necesitado mil rayitas. Tal es así que hasta el minuto 20 del primer tiempo el protagonista fue el equipo visitante, último en la tabla general de la B nacional y que también pelea por no descender.

Promediando la mitad de la etapa inicial el cotejó se emparejó. Gimnasia salió a buscarlo intentando recuparar la tenencia del balon. Pero el encuentro cayó en un pozo originado por en la perdida de recuperación en el medio campo, con Frezzotti quizás demasiado retraído, priorizando ayudar a Benavidez.

Sobre el final de la primera etapa el equipo jujeño pareció irse al descanso con una leve ventaja, producto de remates de larga distancia y centros buscando la cabeza de Maartiñones, pero sin tener exito alguno.

El segundo tiempo no fue distinto. El equipo albiceleste continuó en la búsqueda. Con remates desde lejos y proyecciones de un movedizo Matías Córdoba.

Con Martiñoes agotado por el desgaste, fue el turno del ingreso de Nicolas Contin. En una de las primeras pelotas que toco, el delantero quedó tendido en el área chica acusando un golpe. Muñoz encaró por la derecha y un desvio quedó en los pies del mismo Cotin, que con fortuna por estar en el lugar indicado anotó el primero. Luego el delantero tuvo que ser reemplazado ya que se encontraba mareado por el golpe recibido en la jugada anterior.

El clima se iba a poner caliente en la tacita de plata. Los Andes buscaba el empate y Gimnasia rechazaba todo de su área como podía, defendiendo tres puntos que eran de oro.

El mil rayitas fue con más impetu que con buen fútbol, apelando al remate de mediana y larga distancia, y centros poco precisos.

El equipo de Morales Santos aguantaba como podía. Pero los disgustos comenzaron cuando el cuarto arbitro dió cinco minutos de adición, a raíz del tiempo perdido de juego. Fue precisamente al minuto 50 en una jugada muy confusa, en el area de Gimnasia, se desato el escándalo.

La asistente número dos, Gisela Bosso, indicaba, al parecer, posición adelantada de un hombre de Los Andes. Pero al mismo tiempo el arbitro Ranciglio cobraba un penal para el equipo visitante. Luego de charlas y discuciones el juez sentenció la pena máxima en el último minuto. 

Pero no todo terminó ahí. Britez Ojeda se hizó cargo del penal, y Carlos De Giorgi se convitió en héroe al atajar el remate enviandolo al corner. Pero el protagonista a esa altura ya era Ranciglio, que dejó patear el tiro de esquina aún en tiempo más que cumplido. La defensa de Gimnasia rechazo la pelota del área, y cuando parecía que el encuentro finalizaba, el arbritro dejó seguir para que el la visita llegue al empate con el cabezazo de Valdez.

La actuación estelar y criminal de Ranciglio estaba terminada. El Lobo perdió dos puntos vitales en la lucha por los promedios. Sumado a la vitoria mas tarde de Santamarina, compromete mucho al equipo jujeño, que deberá sumar si o si en los últimos seis encuentros del torneo.



You Might Also Like

0 comentarios

Buscar este blog